Check In
Nights
Rooms
Adults
Children
Customer code
Special code

Hotel Nizza, Una Historia Florentina Larga 600 Años

Hotel Nizza, Una Historia Florentina Larga 600 Años

El Hotel Nizza es uno de los pocos hoteles de Florencia inscritos en el registro de los comercios mas históricos de la ciudad, establecido por el Ayuntamiento de Florencia como reconocimiento de las actividades desarrolladas desde hace más de 70 años en lugares de la ciudad particularmente preciosos y de valor histórico.

El Hotel Nizza existe en la evolución de sus formas y sus funciones desde hace casi 600 años.

Está situado donde una vez estuvo la primera muralla de la ciudad, erigida entre 1173 y 1175. En 1284 el Municipio decide ampliar el cinturón existente y construir uno que incluyera los nuevos burgos surgidos al exterior de la muralla. El proyecto se completó en 1333 y la demolición de las antiguas murallas dio paso a la nueva urbanización, que dio origen - gracias a los materiales resultantes – a edificios como el que hoy alberga el hotel. Una amplia investigación histórica está aún en curso, pero sin duda en 1800 el edificio alojaba algunos monjes, entre los cuales el famoso Bernardino Bambi, como atestigua la placa de mármol conservada en la actual sala de desayunos. Es posible imaginar que la hospitalidad fuera la función principal del edificio desde su construcción, pues todos los terrenos fuera de las murallas adyacentes eran probablemente de propiedad de la Iglesia de Santa Maria Novella.

La estructura fue concebida como albergue en el sentido moderno en 1911, dato confirmado por un documento de la Cámara de Comercio del 1924 hallado recientemente entre documentos antiguos en un ático. El Hotel Nizza ha sido completamente renovado en el curso del tiempo, aún conservando detalles y el carácter original. Con la última restauración, llevada a cabo en el invierno de 2001 con materiales locales como la terracota, la madera, el mármol y la piedra, han sido completamente renovadas las 18 habitaciones: actualmente todas tienen baño privado, aire acondicionado, televisión vía satélite, secador de pelo, teléfono directo, caja fuerte.

La decoración y la estructura son objeto de un continuo y cuidadoso mantenimiento, que respeta los detalles, en la convicción de que el Hotel Nizza es realmente una pequeña joya. Hoy en día, Roberto y Michele (el último descendiente directo de Jacopo Lassi, que en 1297 fue embajador de paz entre Pisa y Lucca, en el nefasto período de guerras entre los municipios), sus familias y el personal, buscan proseguir una tradición tan antigua como la hospitalidad conservando la armonía con la historia y el origen de la construcción. El hotel Nizza está orgulloso de ser una de las pocas actividades florentinas típicas de administración familiar que ha conservado su identidad, en estrecha relación con la ciudad, respetando la tradición local de hospitalidad que los propietarios han transmitido durante muchas generaciones.